El mejor servicio de asesoría jurídica para tu empresa

En Abanza, ponemos a tu disposición un excelente servicio de asesoría jurídica formado por especialistas en temas mercantiles para atender las necesidades de tu empresa tanto a nivel de gestión diaria, como para la atención de conflictos puntuales que se presenten.

asesoría jurídica

Nuestras principales áreas de actuación como juristas son las siguientes:

Te guiamos a través del proceso de constitución de tu sociedad para que crees aquella que mejor se adapte tus necesidades en concepto de capital social mínimo, suscripción, desembolso y transmisibilidad de acciones o participaciones, aportaciones no dinerarias, etc… ya que cada tipo empresa tiene unas características diferentes y cada empresario tiene unas necesidades específicas que deben ser cubiertas.

Durante dicho proceso te ayudamos en el redactado de los estatutos sociales y en la selección del mejor órgano de gobierno. Una vez constituida la sociedad, te asistimos en las convocatorias de junta general en caso de necesitarlo para que ésta cumpla con los requerimientos legales establecidos.

Trabajamos contigo en la confección de contratos mercantiles para que puedas desarrollar tu actividad con total tranquilidad y para que estés bien cubierto en todo momento frente a cualquier eventualidad. Además te asesoramos en la firma de contratos frente a terceros defendiendo tus intereses como parte interesada.  Somos especialistas en todo tipo de contratos mercantiles.

Nos encargaremos de realizar las reclamaciones de cantidad de tus clientes en la mayor brevedad posible, siempre desde una perspectiva conciliadora que evite los tribunales y que sea lo más beneficiosa para nuestros clientes. En caso contrario trazamos la estrategia que ofrezca mayores garantías de éxito frente al cobro de dichas cantidades.

Como expertos juristas representaremos legalmente frente a los tribunales en caso de conflictos que no puedan resolverse amigablemente, ya sean generados por la operativa diaria de la empresa como en situaciones excepcionales como pueden ser temas relacionados con las administraciones públicas o la seguridad social. Estudiamos tu caso, discutimos las posibles soluciones e implementamos aquellas acciones que mejor se adapten a la resolución del litigio.

También defendemos tus intereses frente a situaciones poco habituales como puede ser el concurso voluntario de acreedores y te acompañamos durante dicho trámite para evitar posibles eventualidades.