La contabilización de las provisiones

By 17 octubre, 2014 CONTABILIDAD No Comments

¿Qué son las provisiones?

Serán provisiones todos aquellos pasivos generados por la sociedad de los que no se conozca el importe o el vencimiento exactos y sobre los que se haya generado la expectativa válida del pago frente a un tercero. Es decir, tendrán que contabilizarse todas aquellas cantidades que sea probable que generen un desembolso de efectivo aunque no se sepa ni el momento exacto ni cuánto va a ser su importe definitivo.

¿Qué diferencia existe entre una provisión y una contingencia?

La principal diferencia entre una provisión y una contingencia es la probabilidad de que el pasivo en cuestión sea exigible por un tercero, es decir, siempre que el pasivo tenga una probabilidad de ocurrencia probable, dicho pasivo será considerado a efectos contables como una provisión, si por el contrario, la probabilidad de que haya que realizar un desembolso sea poco probable, dicho pasivo será catalogado como una contingencia.

¿Cómo y dónde se contabilizan las provisiones?

Las provisiones pueden englobarse en dos grandes grupos, las provisiones a largo plazo, que son la gran mayoría y las provisiones a corto plazo, que se utilizan principalmente para registrar provisiones por operaciones comerciales. La contabilización de las provisiones debe de tener reflejo en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en el que se generen, al igual que su reversión en caso de que finalmente no haya que pagar el pasivo.

¿Cuáles son las provisiones más frecuentes?

Las provisiones más frecuentes que pueden surgir durante el desarrollo del ejercicio son las provisiones por prestaciones a largo plazo al personal, provisiones para impuestos, las provisiones por actuaciones ambientales y las provisiones por reestructuración de la empresa entre otras. Como ejemplos a este tipo de provisiones podemos citar las prestaciones por incapacidad al personal, sanciones tributarias, desastres o incumplimientos medioambientales, provisiones por reestructuración de la empresa, etc…

¿Cómo se valoran las provisiones?

Las provisiones se valorarán por su valor actual a fecha de cierre del ejercicio, y en base a la mejor estimación posible por parte de la sociedad, es decir, el importe por que sea probable vaya a tener que desembolsar la sociedad para liquidar dicho pasivo.

Escrito por: Alejandro García, asesor contable de abanza.