Ventajas e inconvenientes del leasing y del renting

By 24 noviembre, 2014 ASESORÍA DE EMPRESA No Comments

Descubre cómo son y cuáles son las principales ventajas e inconvenientes del leasing y del renting:

Principales características del leasing:

El leasing no deja de ser un tipo de financiación bancaria donde la entidad financiera adquiere un bien y lo arrienda a la sociedad transfiriendo gran parte de los derechos y las obligaciones del mismo. Cada elemento que adquirimos mediante leasing incluye “per se” un pasivo que tiene que ser financiado en varios ejercicios.

La firma del leasing obliga al arrendatario a mantener el elemento durante el periodo legal establecido  porque éste pasa a formar parte del activo pero también del pasivo en forma de financiación concedida.

El contrato de leasing está enfocado a la compra final del elemento por lo que éste deberá incluir obligatoriamente la opción de compra a un precio que generalmente coincide el importe de la última cuota. En definitiva debe de existir la intención de capitalizar el elemento en cuestión.

Dado que el contrato de leasing firmado entre las partes hace que se transmita gran parte de los derechos y las obligaciones inherentes al elemento en cuestión dicho elemento deberá contabilizarse  en el activo del balance, estando obligados a contabilizar un pasivo por el mismo importe.

El precio del leasing depende de la entidad financiera y sólo hace referencia a la financiación del elemento. Cada cuota incluye intereses e IVA siendo este último deducible en las autoliquidaciones siempre y cuando el elemento arrendado no sea un turismo de carácter no comercial, momento en el que por prudencia se entiende que sólo el 50% del IVA soportado será deducible.

Ventajas del leasing:

1.-Una de las ventajas del leasing es que se utiliza para arrendar casi cualquier tipo de elemento del inmovilizado siendo más frecuente el arrendamiento de elementos más específicos tales como maquinaria, utillaje y equipos de proceso de información entre otros.

2.-El leasing dispone de ventajas fiscales en cuanto a la amortización de sus elementos, pudiendo amortizar al doble de su coeficiente máximo durante los primeros ejercicios y revirtiendo dichas amortizaciones en ejercicios futuros. Este hecho no implica pagar menos impuestos, sólo implica diferir el pago hacia ejercicios futuros aunque es bastante normal que la empresa difiera dichas amortizaciones.

3.-En ocasiones y según la actividad, la capitalización de activos adquiere mayor relevancia. Dependiendo de tu actividad puede interesarte contratar un leasing en lugar de contratar un renting ya que éstos incrementan el valor del activo, del patrimonio neto y  del pasivo de la sociedad.

Inconvenientes del leasing:

1.-Para contratar un leasing con una entidad financiera es necesario que desarrolles una actividad empresarial, no pudiendo contratarlo si eres persona física.

2.-No incluye servicios adicionales por lo que los seguros vinculados al mismo y las reparaciones y conservación de los elementos corre a cargo de la empresa con todo el sobrecoste que ello conlleva.

3.-Las operaciones de arrendamiento financiero no disponen de la misma flexibilidad que las operaciones de arrendamiento operativo dependiendo éstas de la financiación recibida del elemento. La cancelación de un leasing vendrá determinada por el contrato pero incluirá sí o sí una penalización por rescisión del contrato.

Contabilización del leasing:

El inmovilizado en cuestión deberá de contabilizarse en el activo al precio referenciado en el contrato de arrendamiento financiero y amortizarse contablemente en función de su vida útil.  Además, deberá de contabilizarse en el pasivo el coste del principal asociado a dicho elemento.

Los intereses del leasing son 100% deducibles por lo que deberán de contabilizarse en la cuenta de resultados todos aquellos importes pagados en concepto de intereses durante el ejercicio.

Como principal ventaja fiscal del leasing podrá habilitarse una cuenta de pasivo por impuesto diferido por un importe igual a la dotación a la amortización del ejercicio para diferir dicho importe en el impuesto sobre sociedades para el pago de dichas cantidades en ejercicios futuros.

Principales características del renting:

Es una prestación de servicios como tal por lo que no podrá contabilizarse ningún activo en el balance de la sociedad. La prestación del servicio incluye la puesta a disposición del elemento y toda una serie de servicios que vendrán incluidos en el contrato y en la cuota.

El renting no está destinado a la compra final de un activo, simplemente sirve para hacer un uso determinado de un elemento que será reemplazado a vencimiento siempre y cuando la persona o la empresa esté interesada.

Las operaciones de renting están sujetas a IVA y al igual que en el arrendamiento financiero hay que irse con cuidado si estamos arrendando turismos ya que hacienda considera que el IVA sólo es deducible al 50% en determinadas ocasiones.

Ventajas del renting:

1.-El mayor atractivo del renting es que incluye servicios adicionales tales como el seguro del bien arrendado o las reparaciones y conservación de los elementos, aunque esto nos condiciona al uso de los profesionales que dicte la compañía de renting.

2.-El renting puede contratarse a través de una empresa que no sea una entidad financiera por lo que los precios pueden negociarse mejor al existir más operadores.

3.-El renting facilita la gestión administrativa en caso de disponer de varios elementos con la misma empresa. Todo va incluido dentro de la misma factura. Una factura, un gasto, un asiento. Simple y sencillo.

4.-La cuota de renting no incluye ningún tipo de intereses de financiación del elemento en cuestión porque dicho elemento no se está financiando a través de un tercero. Sólo hacemos uso de un elemento que no es ni será nuestro.

5.-No es necesario disponer de una actividad empresarial para contratar un renting aunque gran parte de las ventajas del renting residan en ello.

6.-Y por último pero no menos importante, contratando un servicio de renting eliminas el riesgo de obsolescencia de los elementos, reponíendolos por nuevos y mejores modelos al vencer el contrato.

Inconvenientes del renting:

1.-El tipo de elementos arrendables en el mercado es más limitado que en el caso de los leasings. Es muy común ver flotas de vehículos arrendados por renting mientras que otros elementos más específicos son arrendados por leasing.

2.-El precio del renting suele ser más elevado que el precio del leasing aunque hay que tener en cuenta que incluye servicios que el leasing no incluye.

3.-La firma del contrato suele tener un periodo mínimo de permanencia y tienes que indemnizar al arrendador si rescindes el contrato antes de tiempo.

4.-No existen costes de apertura ni de cancelación de deuda bancaria y es mucho más flexible que un leasing porque no viene acompañado de un pasivo financiero. Inicialmente sólo pagas por la cuota del producto contratado, ni más, ni menos.

5.-Para la contratación de un renting suele requerirse de un aval bancario o una fianza equivalente a varias cuotas por lo que si hacemos un mal uso del elemento en cuestión o si impagamos cuotas estos importes quedarán en manos del arrendador.

6.-Suele tener claúsula de penalización en caso de rescisión anticipada.

Contabilización del renting:

La contabilización es más sencilla si cabe que la de leasing, contabilizándose única y exclusivamente los pagos en la cuenta de resultados de la sociedad siendo estos 100% deducibles a efectos de impuesto sobre sociedades en caso de ser persona jurídica.

También será deducible el IVA de la operación teniendo en cuenta que pueden existir problemas con hacienda en caso de vehículos no comerciales si deducimos más del 50% del IVA.

¿Te ha sido útil?

Encuentra más contenidos exclusivos de contabilidad AQUÍ.

Si quieres saber más acerca de nuestros servicios no dudes en consultar nuestra web:

1.- Servicios de asesoría fiscal

2.- Servicios contables

3.- Servicios de asesoría laboral

4.- Servicios jurídicos